Un buen plan de incentivos

Por Pablo el 28.09.2010 // 12:12 en Emprendedores, General, Open Talent
0

Un aspecto que cada vez se hace más necesario en los mercados competitivos en los que se mueve la empresa del siglo XXI es la creación de sistemas para lograr que los empleados tengan un mayor grado de motivación se puede conseguir de una forma efectiva mediante un plan de incentivos.

Este tipo de planes tiene éxito cuando cuenta con el apoyo general, de los empleados y además existe una cultura de trabajo en equipo y existe una confianza y que las personas de toda la empresa tengan el sentimiento de que están involucrados a todos los niveles de la organización.

Cuando se implanta un sistema como este hay varios aspectos a tener en cuenta. El primero de todos ellos es que un plan de estas características es interesante cuando se pueden medir los resultados, existe una clara relación entre el esfuerzo realizado por los trabajadores y los resultados, los cargos son el reflejo de los esfuerzos que se han realizado de forma individual. La calidad es un aspecto fundamental que no debemos olvidar, así que también debemos medirla y controlarla.

Lo que está claro es que no toda la empresa va a tener los mismos objetivos, a pesar de que el trabajo en equipo es indispensable hoy día, los objetivos deberán ser diferentes dependiendo del departamento en el que se esté.

Unos objetivos que sean inalcanzables producen desmotivación con la consecuente bajada de producción. A la hora de implantarlo hay que saber que se garantiza la relación directa entre esfuerzo y recompensa, los empleados deben comprender y calcular el plan con facilidad y tampoco debemos olvidar que es imprescindible crear unos objetivos que sean realizables.

Tendremos que tener en cuenta que las personas dirigen sus esfuerzos hacia donde son recompensados, las recompensas también castigan, pueden generar rupturas en las relaciones.

Sobre los incentivos que se ofrecen una vez alcanzados los objetivos ha habido un gran cambio en los últimos años. Hasta hace no mucho lo que se daba era dinero, pero de un tiempo a esta parte ha sido sustituido por beneficios sociales, tales como salir antes del trabajo, descuentos en ocio, etc.

Gracias a un buen plan de incentivos equilibrado y atractivo, puede hacer posible conseguir que todos los miembros de la empresa hagan suyos los objetivos corporativos. Es una de los formas por las que se puede conseguir que la empresa sea mejor, ya que con los empleados motivados y contentos la eficiencia es mucho mayor.

Sin comentarios

No hay comentarios para este artículo, escribe uno tú.

Deja un comentario