Archivo para tag ‘deducciones’

Posibles deducciones para autónomos

Por Pablo el 09.11.2010 // 12:40 en Emprendedores, Open Talent
0

Una vez que se a tomado la decisión de hacerse autónomo, la primera vez que se hace la declaración de la renta puede ser un momento crítico en el que se pueden hacer las cosas mal sin saberlo además de no aprovechar todas las ventajas que la ley puede ofrecer.

Lo primero que debemos tener claro es que para poder justificar las deducciones que hagamos a Hacienda en caso de una poco probable inspección, es que debemos tener todas las facturas y que todos esos gastos tienen que estar relacionados directamente con la actividad laboral, si no usas el coche para el trabajo no podrás meter la gasolina, por ejemplo.

En caso de trabajar desde casa varias son las opciones que existen si queremos deducir, lo que se aconseja es determinar que parte, en porcentaje, de la vivienda se usa para trabajar y aplicar ese porcentaje a lo que se paga de alquiler. En el caso de telefonía e Internet lo que se suele sugerir es que se desgrave la mitad como mucho. Lo mismo podría hacerse con el gas, la electricidad y el agua, en estos tres casos no se recomienda desgravar más de un 25%.

En caso de que el ejercicio del trabajo tengamos que estar constantemente usando medios de transporte, ya sea un vehículo propio o taxis también podremos deducir. En el caso de vehículo propio se pueden desgravar hasta un máximo del 50% por todos los conceptos, incluida amortización. En el caso de los taxis deberemos pedir la factura.

En caso de tener una pequeña empresa varias son las posibilidades para pagar menos desgravando, como ya hemos comentando en el último post, el tipo impositivo baja, así que si se cumplen los requisitos es una buena vía. Los gastos en I+D+i desgravan un 25% que aumentan hasta un 42% si se trata de proyectos nuevos.

De todas formas no debemos olvidar que es bueno tener un profesional al que acudir en caso de duda, los gestores están para estas cosas y es mejor pagar un poco para estar seguro de las cosas, no vaya a ser que Hacienda te pille, no defraudando, pero si haciendo las cosas mal sin saberlo.