Las ventajas de emprender: la formación

Publicado: 25 febrero 2010 Ningún comentario

El camino del emprendedor es duro y está lleno de piedras, sin embargo, cuando cientos de personas se inician en él cada año es que alguna ventaja tendrá. Dejando de lado la parte más ligada al desarrollo personal, es decir, la satisfacción que puede dar ser tu propio jefe o la libertad -siempre relativa- de establecer tu propio horario, lo cierto es que el autotrabajo también ofrece otras ventajas, empezando por la formación.

No vamos a descubrir nada nuevo si decimos que la formación es esencial para el desarrollo y sobre todo el crecimiento de cualquier proyecto. Sin embargo, el área de formación es una de las más descuidadas por la mayoría de empresas, especialmente las más pequeñas. La mayoría de multinacionales sí cuenta con programas de desarrollo de carrera para sus empleados, que de esta forma pueden engordar su currículum y sumar conocimientos ‘a coste cero’. El porcentaje que se dedica a este área va disminuyendo prácticamente hasta cero de forma directamente proporcional al tamaño de la compañía. Revertir esta relación está en manos del propio empresario y del trabajador.

Al final un emprendedor puede elegir el tiempo y los recursos que desea dedicar a la formación y simplemente por ser autónomo ya puede acceder a una oferta formativa que no está al alcance de todo el mundo. En este sentido, las diferentes asociaciones de trabajadores autónomos publican de forma periódica los cursos a los que pueden acceder este tipo de trabajadores. Además, quienes hayan optado por crear una empresa y figurar como trabajadores de la misma también pueden formarse a coste prácticamente cero o por lo menos subvencionado en buena parte. Para ello sólo deben hacer uso de las cantidades que todo trabajador paga en su nómina como concepto de formación continua y que después la empresa y/o el trabajador puede o no hacer efectiva.

La Fundación Tripartita explica los pasos que debe seguir la empresa para solicitar estas ayudas a la formación, así como los cursos que están subvencionados y que normalmente se refieren a titulaciones oficiales en el caso de masteres. De hecho, la fundación cuenta incluso con un apartado exclusivamente dedicado a la ayuda a pymes que puede ser de gran utilidad para los emprendedores.

Aunque la mayoría de emprendedores ya tienen su agenda ‘a tope’, compensa dedicar por lo menos unas horas a estudiar esta alternativa de formación subvencionada porque no todo puede ser trabajar a corto plazo. En ocasiones, lo urgente debe dejar paso a lo importante o, como en el caso de la formación, a lo estratégico…

Etiquetas: , ,

Comentar