La clave del éxito

Por Jose Trecet el 08.07.2010 // 10:12 en General
1

En numerosas ocasiones tenemos la intuición de que las personas que desarrollan una idea y emprenden un negocio tienen características comunes. Esa intuición es más que eso, es una certeza. Se podría decir que es la clave del éxito, aunque desde luego seguirlo no es ningún tipo de garantía.

Para poder tener éxito en cualquier actividad que se haga lo primero que se debe tener es amor sobre lo que sea, que te guste lo que estás haciendo, puede parecer algo obvio, pero todos conocemos a personas que no les gusta el trabajo que realizan a diario, y no es que no les guste, simplemente, lo hacen.

Otro aspecto esencial es tomarse la actividad con seriedad, sea cual sea la actividad debes tomártelo en serio, solo así es posible que la idea se desarrolle y llegue a ser algo. Y para ello es imprescindible ser organizado, y la organización, para que sea efectiva debe ser un hábito.

Podrá parecer una tontería, pero es básico saber administrar de una forma eficiente el dinero, y ello conlleva tener un registro de de compras, ventas, etc. Además, tampoco debemos olvidar el objetivo final de todos los negocios, vender.

Del otro lado de los negocios siempre está el cliente, para poder proporcionarle un servicio diferenciado del resto debemos prestarle toda la atención que nos sea posible, conocerle todo lo que podamos para de esta forma anticiparnos a sus necesidades.

Relacionado con esto último, y para poder diferenciarnos de la competencia, debemos seleccionar una o varias de nuestras cualidades para que en el ámbito del tipo de negocio en el que nos movemos se nos reconozca. Somos los que mejor tratamos al cliente, o los que mejor servicio postventa ofrecemos, o lo que sea, pero los mejores, y que se sepa.

La tecnología es una buena herramienta para poder desarrollar nuestros productos o ponernos en contacto con los clientes, pero no podemos olvidar que solo es una herramienta, no es posible que hagamos que nuestro éxito dependa únicamente de ella.

Tener como objetivo prioritario al cliente no debe hacernos olvidar que el alma de una empresa son sus trabajadores, tratarlos bien es una inversión de futuro. Un empleado satisfecho y feliz en el trabajo rinde mucho más que el que no lo es. Hay que cuidar el ambiente de trabajo, un buen mobiliario, una cafetera y destalles en esta línea son muy apreciados por todos y crean una buena sintonía laboral.

Por último, trabajar 25 horas al día no garantiza de ninguna manera el éxito, para poder rendir en el trabajo es necesario estar descansado física y mentalmente. Y lo que tampoco debemos olvidar es la mejora continua, siempre hay aspectos que se pueden mejorar y ese debe ser un objetivo constante.

1 Commentario

  • 11076Daniel Alurralde dice:

    Jul 31st, 2010

    Que te guste lo que haces, el tomàrtelo en serio y además ser organizado, nos lleva necesariamente a que cualquier emprendedor tiene que aprender a registrar, evaluar y controlar sus distintas acciones (dinero, gastos/costos fijos y variables, volumenes de producciòn, impuestos que gravan la actividad, ventas esperadas y sus consecuentes acciones para lograrlas, rentabilidad, etc). Hoy el acceso a la tecnología e informàtica te llevan a ser eficientes en el manejo de estos aspectos y si no los puedes manejar, busca un apoyo en gente capacitada para lograrlo, de modo que lo que intuyes lo lleves a buen puerto. Generar riqueza no depende de subsidios, ni evadir impuestos, ni aprovecharse de los recursos humanos con que cuento, es saber tratar a n/clientes internos y externos y cumplir con nuestras obligaciones de igual manera que usamos nuestros derechos, y estoy seguro que el éxito será sustentable en cualquier emprendimiento y que te llevará a ser competitivo.

Trackbacks and Pingbacks

Deja un comentario