Buscar un socio

Por Matias Torres el 07.01.2011 // 18:23 en Emprendedores
0

Tarea difícil, pero necesaria. Buscar un socio para nuestro negocio tiene sus ventajas, pero también sus riesgos, y muchas veces, esta última situación puede resultar perjudicial.

Veamos, cuando un emprendimiento comienza a crecer, sufre de dos “inconvenientes”, muchas veces necesita de un nuevo aliado externo en materia de soporte, pero también precisa de un aporte de capital. El problema radica cuando ambas situaciones se entre mezclan.

Por lo tanto, cuando nuestro negocio da un salto de calidad, debe realizar ese nuevo paso con los pies sobre la tierra, mediante un análisis profundo de los nuevos retos, los proyectos, los objetivos, los costes y una minuciosa estrategia de crecimiento basada en un estudio previo. Esta puede ser la mejor forma de no cometer errores que se paguen muy caro.

Entonces, si tenemos decidido salir a buscar un socio para la próxima aventura, debemos tener en claro que necesitamos que este inversor externo aporte.

Dinero, esta es una de las necesidades que casi siempre ocurren. El negocio funciona, necesitamos expandirnos, pero no tenemos los fondos suficientes para afrontar este desafío. Muchos emprendedores, para evitar endeudarse con las entidades financieras, buscan nuevos capitales a través de socios, es decir que, o se fusionan con otros emprendedores, o buscan a alguien nuevo en el mercado interesado en nuestro negocio.

Por lo tanto, debemos ponernos de acuerdo cuales serán las condiciones, si este nuevo capitalista tomará decisiones netamente financieras, o podrá opinar sobre temas vinculados con la gestión pero también con temas de desarrollo o contenido. Por lo tanto, además de una división de capital, deberán separarse las funciones que cada socio cumplirá en el negocio.

Diferente puede ser la situación mediante una fusión. Seguramente ambas partes proveerán de dinero, pero también de infraestructura, personal, etc. En estas situaciones los roles quedan establecidos en los contratos de fusiones. Las actividades que desempeñará cada uno deben plasmarse para que no exista superposición entre las partes.

Las fusiones pueden ser por absorción cuando uno de los dos emprendimientos es mucho más grande que el otro, entonces ambos forman una sola entidad, lo cual unifica a los proveedores y clientes, y ambas plantillas formarán parte de una misma empresa. Generalmente todos adecuan las reglas a quien ha liderado la fusión, es decir al más importante de los dos.

Sin embargo, muchos emprendedores buscan socios en determinados rubros de su negocio. Son socios a medias, es decir que comparten ciertos mercados para ganar territorio, pero mantienen separadas sus administraciones. Esta es una estrategia de expansión que muchas veces termina en una fusión completa.

Por lo tanto, buscar un socio es materia difícil, porque a partir de esta situación deberemos compartir según las proporciones fijadas, las ganancias, pero también los costes, y muchas veces, estas uniones conllevan develar ciertos secretos, hasta el momento privados de cada parte.

Sin comentarios

Tags: ,

No hay comentarios para este artículo, escribe uno tú.

Deja un comentario