Archivo para Octubre, 2010

Una de las claves para las empresas, la motivación

Por Pablo el 19.10.2010 // 12:12 en General
0

Una de las claves más importantes para que una empresa funcione de la forma más eficiente es que los empleados lo hagan. Y para que los empleados rindan es fundamental que estén contentos con la labor que desempeñan. Como se suele decir, el mayor activo de las empresas son sus trabajadores.

¿Qué es lo que hay que hacer para que los trabajadores estén contentos con su trabajo? La pregunta en sí estaría mal planteada o al menos incompleta, debería ser ¿qué es lo que podemos hacer para que los trabajadores estén contentos en y con su trabajo? No es cuestión de estar riéndose en la oficina, lo importante es que los empleados sean felices en el trabajo. Por desgracia en muchas ocasiones el trabajo que los empleados desarrollan no les apasiona, es normal, y lo que quieren es que al menos se les reconozca.

Y ¿qué podemos hacer como empresarios para conseguirlo? Lo que otorga felicidad a los empleados es un buen entorno laboral, unas buenas sillas, luz natural, una buena climatización. Aparte de todos estos elementos, las acciones para conseguirlo dependen en gran medida de la cantidad de dinero que cada empresa esté dispuesta a invertir, porque lo que es evidente es que es una inversión.

Soluciones sencillas que hacen que el ambiente de una oficina sea considerablemente mejor es tener una cafetera, no una máquina de café, una cafetera. Parecerá una tontería pero el hecho de tenerla les indica a los trabajadores que en cierta medida el empresario se preocupa por ellos e intenta que estén lo mejor posible.

La mayoría de los contratos que actualmente se firman conllevan como parte del salario unos beneficios sociales que suelen ser cheques de comida, descuentos en gimnasios, agencias de viaje, etc.

Para el director general en España de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Hunt, la felicidad en el trabajo es “tener un empleo digno, que permita trabajar en condiciones de seguridad, con los derechos protegidos, la salud, la formación adecuada. No tener eso es estar, desde luego, lejos de la felicidad”. Podremos pensar que esto que describe el señor Hunt es obvio, pero no es así.

Uno de los puntos de fricción más habitual de las empresas con los trabajadores es el horario de trabajo. Siempre que sea posible, y teniendo en cuenta el rendimiento laboral del empleado debería poderse llegar a un acuerdo en cuanto al horario, evidentemente no se puede hacer por separado con todas las personas ya que en muchas ocasiones debe haber un número mínimo de personas (por ejemplo a la hora de comer) pero hacer este tipo de acciones, sin duda ninguna hace que la felicidad de los trabajadores aumente, así como la producción.

Que es el CRM

Por Pablo el 14.10.2010 // 12:12 en Emprendedores
1

Hace tiempo que se habla de CRM y lo útil que es para las empresas el uso de esta estrategia comercial. Pero, ¿qué es? CRM son las siglas en inglés de Customer Relationship Management, literalmente Gestión de las Relaciones con los Clientes. Básicamente es intentar saberlo todo sobre los clientes para poder darle un servicio lo más acorde con sus necesidades e intereses.

Esto, que parece una novedad, de nuevo no tiene nada. Todo buen comerciante o comercial conoce perfectamente a sus clientes, sabe más o menos cada cuanto hace un pedido y qué es lo que pide, y no solo eso, sabe como le gusta que se hagan las cosas, con qué empresa prefiere que se haga el envío, si lo quiere recibir al día siguiente o si le da igual esperar…Todos estos detalles que diferencian a los buenos comerciantes de los que simplemente venden cosas.

Bueno, pues esto que siempre se le ha llamado ser un profesional de la venta, aplicado a una empresa con cientos de miles de clientes es difícil de gestionar, y la llegada de las nuevas tecnologías ha permitido que con la inestimable ayuda de los ordenadores y los programadores se creen programas de gestión para perfeccionar estas estrategias de negocio y permitir que toda esa información de los clientes esté accesible para cualquiera que sea la persona que tenga que ayudarles en lo que sea.

Con la llegada de esta nueva forma de ver la empresa, totalmente orientada a los clientes surge la necesidad de readaptar a la organización con unos nuevos planteamientos en lo que se refiere al marketing relacional.

Uno de los activos más importantes que posee una empresa son sus clientes, pasamos de tener como centro de todo al producto a tener al cliente como lo más importante, no hacemos cosas para venderlas, hacemos cosas que el cliente necesita. Y para ello necesitamos saber qué es lo que ellos quieren o necesitan y todos estos datos debemos guardarlos en bases de datos.

Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones las necesidades no son exclusivas de algún cliente (aunque en ocasiones si que es así) y que muchas veces lo que creemos para un cliente servirá para otros. Es fundamental que la comunicación entre nosotros y el cliente sea fluida y que no sea en las dos direcciones.

Tan importante como captar nuevos clientes es saber conservarlos, y para ello debemos ofrecerle una atención personalizada y sobretodo que ellos se den cuenta de que les prestamos toda la atención. Un cliente muy satisfecho hablará muy bien de nuestra empresa y eso se suele traducir en nuevos clientes.
Esto que os comentamos es la base de CRM, evidentemente si queréis saber más tendréis que acudir a expertos en la materia que os podrán ayudar a profundizar en la materia.

Empleados tóxicos

Por Pablo el 13.10.2010 // 11:11 en Emprendedores, General
0

La primera pregunta que surge cuando leemos esta palabra, es, ¿pero qué es eso? No hace falta tener mucha imaginación para sospecharlo. Un empleado tóxico es aquel que arrogante, conflictivo, mentirosos e incluso amigos de la ajeno. En todas partes cuecen habas y este tipo de empleados son más numerosos de lo que a priori podríamos pensar.

El caso más abundante son los denominados provocadores de conflictos, según un estudio realizado por la empresa Otto Walter el 90% de casos conflictivos son de este tipo. Se dedican a contaminar el clima laboral a propósito, criticar siempre a los demás siendo incapaces de ver sus propias carencias, cuestionar todas las decisiones, quejarse por todo continuamente, buscar siempre culpables entre los compañeros cuando se ha cometido un error, airear problemas del departamento.

Hablar mal de la empresa a los clientes, crear subgrupos en el equipo, levantar rumores falsos y fomentar corrillos negativos tergiversando las cosas, ir siempre con segundas, tratar a todos en la empresa como «al enemigo»,manipular a los compañeros más débiles para ponerlos en contra de los demás, buscar siempre sentido negativo a todo, hacerse la víctima por todo, falta de solidaridad con los compañeros, guardarse sus conocimientos o la información de que dispone para perjudicar a los compañeros, trabajar de forma individualista, no ayudar a los recién incorporados, ocultar los logros de sus compañeros, provocar errores en los compañeros, deslealtad a la empresa, reclamar lo que no le corresponde, boicotear todas las iniciativas, no estar nunca contento con la tarea que le toca, encasquetar sus errores a otros compañeros, mala actitud, reivindicar continuamente sus derechos pero sin cumplir ninguna de sus obligaciones, negativa rotunda a cualquier trabajo o ayuda que se salga de sus tareas habituales, generar largas discusiones, ir por libre, ser agresivo, no seguir las normas y negarse a hacer lo que se le pide o no colaborar con los demás.

Vamos, unas joyas, pero, ¿qué se puede hacer contra este tipo de empleado? En general esta pregunta no tiene respuesta, posiblemente es que la responda de la mejor manera posible debería montar una empresa, ya que se forraría con su solución.