Archivo para Julio, 2010

Absentismo laboral

Por Jose Trecet el 27.07.2010 // 18:30 en General
0

El absentismo laboral es uno de los costes que más tiene preocupado tiene a los empresarios y que más tratan de combatir y reducir. En concreto hace referencia a los periodos de tiempo en que un empleado se ausenta de su puesto dentro del horario de trabajo por causas justificadas reconocidas legalmente (incapacidad temporal, permisos relacionados con la actividad sindical…) o injustificadas (retrasos, salir a fumar, recados, cuidado de los hijos o de personas mayores, etc.).

A estos dos tipos de absentismo hay que sumarle otro más: el absentismo presencial, que consiste en acudir al trabajo, pero dedicando una parte de la jornada a actividades que no guardan relación con las tareas propias del puesto que se ocupa. Consultar páginas web y usar el correo electrónico con fines personales son algunas de las más comunes.

El concepto de absentismo presencial es bastante antiguo. En otras épocas, y hoy día también, consiste en leer el periódico en horas de trabajo, hacer llamadas telefónicas a amigos y familiares, etc. Es claro que un elevado absentismo laboral puede hacer bajar  la productividad, provocar problemas organizativos y generar costes extras ya que si ese trabajo no se realiza, es evidente que alguien tendrá que hacerlo.

Es aquí donde los departamentos de Recursos Humanos hacen acto de presencia. El control del absentismo es uno de sus trabajos más importantes. La causa más habitual para faltar al trabajo es por causas médicas, la forma más eficiente para controlarla es exigir los partes médicos y de las mutuas, de esta forma podremos cuantificarlo y detectar qué es lo que lo provoca y poner medios para solucionarlo si la baja es producida a consecuencia del trabajo.

El absentismo injustificado relacionado con el incumplimiento del horario de trabajo puede controlarse a través de una ficha de acceso al edificio o de la hora en que el trabajador enciende y apaga su ordenador u otras máquinas que utilice diariamente.

El absentismo presencial por el uso, con fines personales, de Internet, el correo electrónico o el teléfono puede reducirse con una adecuada comunicación. La empresa puede transmitir cuál es su política en esa materia en las entrevistas de selección o a través de una cláusula específica en los contratos de trabajo, de carácter informativo.

Siempre que no se vulnere ningún derecho fundamental del trabajador, la empresa está autorizada a limitar el acceso a Internet y a otras herramientas o materiales que los empleados no precisen para llevar a cabo sus tareas.

Visto todo esto, es evidente que una de las mejores técnicas para evitar el absentismo es saber motivar de forma correcta a los trabajadores. Para aplicarla es necesario averiguar qué medidas pueden contribuir a aumentar la satisfacción. Una de las más valoradas es la flexibilidad horaria, ya que ayuda a compaginar la vida familiar y laboral.

Consejos a la hora de crear una página web

Por Jose Trecet el 13.07.2010 // 16:30 en General
1

Hace ya tiempo pudisteis leer por aquí sobre la idoneidad de que la empresa o el negocio tuviera presencia en Internet, es decir, tener una página web. Bien, en aquel momento quedó claro que si hay que estar. Hoy os proponemos algunos consejos para que, en caso de no poder hacer el encargo a una empresa profesional, hayais dedidido crearlo vosotros mismos.

Lo primero de todo ello es suponer que si os atreveis a hacerla vosotros mismos tendreis conocimientos básicos de los programas que se usan, de no ser así, os recomiendo que hableis con algún amigo que os pueda ayudar. Sobre los programas en sí hay numerosas marcas comerciales y realmente son parecidos entre ellos.

Precisamente por ser “principiantes” presupongo que lo que hareis será crear una página lo más simplota posible, no intenteis crear algo más complicado a no ser que esteis seguros de que lo que estais haciendo lo estais creando realmente bien.

Cuando se crea una página web se hace teniendo dos puntos vista en la mente. Uno estético y otro práctico técnico. Con respecto a lo estético teneis que saber que lo que pongais en la página web será la imagen corporativa que vais a proporcionar de lo que es la empresa a todo el mundo, clientes, proveedores, competencia.

Desde un punto de vista más técnico debeis saber que lo que prima es que los tiempos de carga de las páginas web sean lo menor posible, por lo que tendreis que conseguir que las imágenes, los textos y todo lo que vaya a aparecer en la portada debe “pesar” poco. Pesar poco es un término del argot de los diseñadores que quiere decir que ocupe poco espacio de memoria.

Una vez que se tienen estos dos conceptos claros, la creación es libre y cada cual puede hacer lo que quiera. Pero en la propia portada de la página debe estar bien claro, a qué se dedica la empresa, que servicios ofrece, cual es el argumento diferenciador con la competencia y las formas de contacto, tanto físicas (dirección postal, teléfono, fax) como digitales (correo electrónico).

Una vez que la página ya está creada tendreis que comprar el dominio donde está alojada. El dominio es el nombre en Internet de la página web, en nuestro caso sería http://www.bbvaopentalent.com/. Después de esto lo que debeis hacer es subir la página web al dominio y ya estareis en la red. Describirlo así es bastante más sencillo que hacer, incluso yo diría que es más difícil hacer esta segunda operación que el diseño propiamente dicho de la página, por lo que os recomiendo que os pongais en manos de alguna persona que lo haya hecho con anterioridad.

La clave del éxito

Por Jose Trecet el 08.07.2010 // 10:12 en General
1

En numerosas ocasiones tenemos la intuición de que las personas que desarrollan una idea y emprenden un negocio tienen características comunes. Esa intuición es más que eso, es una certeza. Se podría decir que es la clave del éxito, aunque desde luego seguirlo no es ningún tipo de garantía.

Para poder tener éxito en cualquier actividad que se haga lo primero que se debe tener es amor sobre lo que sea, que te guste lo que estás haciendo, puede parecer algo obvio, pero todos conocemos a personas que no les gusta el trabajo que realizan a diario, y no es que no les guste, simplemente, lo hacen.

Otro aspecto esencial es tomarse la actividad con seriedad, sea cual sea la actividad debes tomártelo en serio, solo así es posible que la idea se desarrolle y llegue a ser algo. Y para ello es imprescindible ser organizado, y la organización, para que sea efectiva debe ser un hábito.

Podrá parecer una tontería, pero es básico saber administrar de una forma eficiente el dinero, y ello conlleva tener un registro de de compras, ventas, etc. Además, tampoco debemos olvidar el objetivo final de todos los negocios, vender.

Del otro lado de los negocios siempre está el cliente, para poder proporcionarle un servicio diferenciado del resto debemos prestarle toda la atención que nos sea posible, conocerle todo lo que podamos para de esta forma anticiparnos a sus necesidades.

Relacionado con esto último, y para poder diferenciarnos de la competencia, debemos seleccionar una o varias de nuestras cualidades para que en el ámbito del tipo de negocio en el que nos movemos se nos reconozca. Somos los que mejor tratamos al cliente, o los que mejor servicio postventa ofrecemos, o lo que sea, pero los mejores, y que se sepa.

La tecnología es una buena herramienta para poder desarrollar nuestros productos o ponernos en contacto con los clientes, pero no podemos olvidar que solo es una herramienta, no es posible que hagamos que nuestro éxito dependa únicamente de ella.

Tener como objetivo prioritario al cliente no debe hacernos olvidar que el alma de una empresa son sus trabajadores, tratarlos bien es una inversión de futuro. Un empleado satisfecho y feliz en el trabajo rinde mucho más que el que no lo es. Hay que cuidar el ambiente de trabajo, un buen mobiliario, una cafetera y destalles en esta línea son muy apreciados por todos y crean una buena sintonía laboral.

Por último, trabajar 25 horas al día no garantiza de ninguna manera el éxito, para poder rendir en el trabajo es necesario estar descansado física y mentalmente. Y lo que tampoco debemos olvidar es la mejora continua, siempre hay aspectos que se pueden mejorar y ese debe ser un objetivo constante.

Cómo cerrrar una empresa

Por Jose Trecet el 06.07.2010 // 10:13 en General
0

Cuando una persona decide crear una empresa, pone todas sus ilusiones y su empeño en que todo salga de la mejor forma posible. Pero no siempre suceden las cosas como nos gustaría, y en muchas ocasiones hay que abandonar ese sueño antes de perder demasiado.

Una de las preguntas más difíciles es saber cuando hay que tomar la decisión de dejarlo, pero nos centraremos en detallar los pasos que hay que dar para no dejar ningún cabo suelto una vez hayamos decidido cerrar el negocio. Según el bufete Afirma Abogados y Consultores, “el 80% de los empresarios que cierran una sociedad dejan temas legales pendientes que les perjudicarán en el futuro”.

Por todo esto aquí van algunos consejos para evitar que esto ocurra. Antes de nada, todos somos personas, así que los más importante es tratarnos como tal, en caso de tener trabajadores, deberemos informarles de lo que va a pasar, seguramente ellos ya se lo estarán imaginando y no se pillará a nadie por sorpresa.

Lo inmediatamente siguiente debería ser ponernos en contacto con los clientes para indicarles el cese de la actividad para que ellos se planifiquen y busquen otra manera de obtener los servicios que nosotros les dábamos. Así mismo es necesario indicarles a nuestros proveedores que dejen de enviarnos los productos sea cuales fuere.

Otro punto importante es hacer un inventario de todo lo que tenemos y ver qué es lo que se puede vender y por cuanto.

Después deberíamos encargarnos de las obligaciones con el Estado, autonomías y ayuntamiento. Lo primero que hay que hacer es pagar todas las deudas que la empresa pudiera tener contraídas con la Agencia Tributaria y con la Seguridad Social.

A continuación deberemos proceder a la extinción de los contratos laborales y el alquiler del local (si existiera) y el abono de las indemnizaciones y los salarios que se deban pagar a los trabajadores, el pago al Fondo de Garantía Social y, por último, a la presentación de los impuestos.

Consejos básicos sobre marketing

Por Jose Trecet el 02.07.2010 // 10:00 en General
0

La finalidad de todas las empresas es la misma, vender. Y las actividades que se llevan a término para lograr este objetivo son casi innumerables. Una de las mejores herramientas que existen para conseguir el objetivo de vender más es el marketing.

Es posible que las personas que vean la imagen que estés dando no sean potenciales clientes, pero que conozcan a alguien que sí que pudiera serlo. Precisamente por esto lo primero y fundamental es tener claro lo que quieres comunicar, la imagen que pretendes dar a todas las personas que están a tu alrededor

Una vez que ya se ha determinado cual es la imagen que se quiere proyectar es el momento de decidir cuales son las herramientas que se van a utilizar para hacer llegar esta imagen a los demás. Hoy día el uso de las redes sociales es básico, pero se debe tener mucho cuidado a la hora de utilizarlo.

Por otro lado nunca debemos olvidar la atención al cliente. En teoría todos sabemos que una buena atención al cliente es un aspecto crítico del negocio, pero una cosa es saberlo y otra muy distinta llevarlo a término. Esa atención al cliente no termina cuando le has vendido lo que sea, sino que ahí comienza otra etapa igual de importante o más que la anterior. Debemos estar detrás de ellos para saber si tienen algún tipo de problema y poner todo el interés del mundo en atender sus necesidades, cualesquiera que sean. Y si son ellos los que se ponen en contacto contigo para indicar que les ocurre algo, la solución debe tenerla lo más rápido que sea posible.

Algo que tampoco podemos dejar de lado es la imagen que damos. Si desde fuera de la empresa observan que somos dinámicos, que transmitimos confianza y entusiasmo por lo que hacemos y por el futuro que nos espera, las personas que nos vean pueden verse contagiadas por nosotros y pensar que podemos ser la empresa adecuada para sus necesidades. El lenguaje no verbal puede ser mucho más impactante que los discursos que podamos hacer.

Siempre se ha dicho que para poder triunfar se debe uno desmarcar de la competencia. No se debe tener miedo a innovar y el hecho de ser una empresa que no sea muy grande da la oportunidad de ser mucho más flexible que las grandes corporaciones, que tienden a ser más rígidas ante los cambio rápidos que en ocasiones dictan los mercados.

Otro buen consejo sería humanizar a la empresa, últimamente está muy de moda ser ecológico, independientemente de que es cierto que el planeta necesita de nuestra ayuda, sería muy bueno que se comunicase de una forma adecuada que en nuestra empresa tenemos en cuenta el deber que tenemos todos para no derrochar energía.